El organismo afronta una mayor carga de trabajo con una plantilla mermada por años de recortes y que pierde efectivos muy rápido debido a jubilaciones sin reposiciones suficientes.

Leer la noticia completa