Escrivá pagará a sus funcionarios 10,5€ por cada IMV tramitado fuera de horario.

Activa un plan de choque para liquidar a golpe de horas extra la bolsa de solicitudes del Ingreso Mínimo Vital pendientes de gestión del año 2020 y solventar la situación actual de colapso. Leer la noticia completa